miércoles, 5 de marzo de 2014

Comprueba tu respuesta frente a un accidente


Madrid Salud (Ayto. de Madrid) tiene publicado en Internet un excelente simulador interactivo que va dirigido a enseñar algunos principios básicos de primeros auxilios para la población general, con edad superior a los 12 años, y sin conocimientos previos (personal no sanitario).

Tiene las características de un juego que resulta útil para aprender y enseñar las primeras actuaciones del protocolo Proteger-Avisar-Socorrer (PAS) con un lenguaje claro y comprensible, de forma sencilla, divertida y amena. Aunque está dirigido a todos los ciudadanos sin excepción, resulta particularmente útil para colegios, institutos, universidades, asociaciones de vecinos, federaciones, escuelas y clubs deportivos, empresas, socorristas, bomberos, policías.... y, por supuesto, asociaciones y grupos scouts.

Con este simulador podrás aprender, repasar, refrescar las medidas de primera actuación frente a un accidente PAS, distinguiendo si se trata de un adulto o de un niño, si esta inconsciente, con parada traumática, o con atragrantamiento, a practicar la Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) que puedes aplicar hasta la llegada del servicio de emergencias. Los contenidos están avalados por el Grupo Español de RCP y por el ERC (Consejo Europeo de Resucitación)



Tu actuación en los primeros minutos es fundamental, solo con tus manos puedes salvar una vida.
(seguimos trabajando por ello)



miércoles, 22 de enero de 2014

Matemáticas para el senderismo

Seguro que alguna vez has tenido que quitar los cordones a tus botas de montaña, zapatillas de senderismo, o te has preguntado por qué cuando compras calzado de cordones se te entrega con éstos pasados de una u otra forma a través de los ojales.

Quizás te ha ocurrido que cuando te enfrentas a una caminata, al inicio, sueles prepararte las botas, una buena costumbre, apretando los cordones para ajustar la bota al pie, en su justa medida para que ni obstruya el riego sanguíneo hasta las extremidades, ni quede tan suelta que te provoque las temidas rozaduras. Pero... ¿este ajuste te aguantará a lo largo del trayecto? o tendrás que corregir la tensión de los cordones de nuevo. Y si así es, ¿qué puedes hacer para asegurar la sujeción de la bota?.

Esta pregunta tiene respuesta, y proporcionada por las matemáticas, gracias al matemático australiano Burkard Polster, que trabaja en la Universidad de Monash (Australia), afirma y demuestra que hay formas de atarse más eficientes que otras.

Polster ha analizado desde el punto de vista de la eficiencia las diversas formas de conseguir que el zapato sujete el pie convenientemente mediante un cordón y los típicos ojales. Para un zapato con seis ojales a cada lado el numero de posibilidades para configurar los cordones es de 43200, por lo que la elección de una u otra entre todas puede ser cuestión de gustos o eficiencia.  Cuando se tira de los extremos del cordón enhebrado en un zapato, explica Polster, éste actúa como una polea y se puede calcular la tensión total que se aplica sobre las dos secciones del empeine. Estos cálculos permiten asegurar que los dos métodos tradicionales maximizan la tensión horizontal total al tirar de los extremos en la mayor parte de los zapatos, dada la distancia entre ojetes. Concluye que el cruce continuo o zigzag de ambos extremos del cordón o el zigzag de un solo extremo que se une al final con el otro (las dos formas más utilizadas en el mundo) son efectivamente seguras. La experiencia humana, a lo largo de muchos años en el atado, ha permitido evolucionar el proceso hasta la configuración optima que es la usada hoy en día.

Para terminar, la cosa se complica un poco cuando se trata de rematar la faena con un nudo. Polster también ha estudiado este aspecto tan importante y concluye que lo mismo se puede hacer muy bien el nudo que hacerlo rematadamente mal. ¿Por qué? Pues porque la mayoría de las personas se hacen dos medios nudos (el primero con los dos cabos y el segundo con las lazadas) y esto, recuerda el matemático, puede dar lugar a un nudo plano, muy seguro, o a un nudo que no sujeta bien y se deshace fácilmente. La clave para conseguir un nudo seguro, revela Polster, está en que en los dos medios nudos tengan distinta orientación.
(Nature 420, 476 -5 Diciembre 2002-) 

lunes, 23 de diciembre de 2013

WFIS Merry Christmas and a Happy New Year


Dear Brothers and Sisters in Scouting,

The year 2013 has come to an end, and it has been an active year for all of us. Regional and National Camps full of participants, Woodbeads Training Courses in the various WFIS Regions, support for members in several countries, Pathfinderbelt´s, Train the Trainer Courses and lots more organized by the various Regional Councils and the World Council.

Some new associations from all over the World have joined our Federation and mo
re join us as Prospective Members, we welcome them one and all into our worldwide Scouting Family.

Several Regional Councils host their General Assemblies and we wish them a lot of strength and passion for their future work – here it is also time to say “Thank you” for helping and working for the World Federation of Independent Scouts.

Some of the exciting Highlights for 2014 that we would like to promote to you are the JAMPAN 2014 in Chile, Woodbeads Training in Jagad Guru Shankaracharaya Ashram in India, the Vetluga Camp in Russia and the Eurocamp in Italy. We look forward to seeing you at one of these International Camps, Local Jamborees or other events.

It is now time to look after our own associations’, groups, individual members and families and to
remember the spirit of scouting given to all of us by our Founder Lord Baden Powell.

Thank you for being part of our Worldwide Scouting family.

In the name of the WFIS Council, we wish you, your family and also your members
A Merry Christmas and a Happy New Year





Yours in traditional Scouting

Klaus Tegeder – President WFIS World Council

martes, 17 de diciembre de 2013

Quiero dejar los Scouts

Ahí está el muchacho, un día viene sin el uniforme y nos sorprende con su intención de abandonar el grupo. ¿Cómo podríamos responderle para ayudarle de la mejor forma?. Difícil y múltiple tarea esta, primero la de superar nuestra confusión, luego tratar de comprender cuál es la causa que provoca su estado para así ayudarle a que supere la situación.

Es cierto que no tenemos que pensar que todos los niños van a mantener un interés permanente en el programa de actividades y formación que se imparte en nuestro movimiento scout, esto no significa que algo les vaya mal, en el programa, o en nosotros sus Scouters. Puede que se trate de un momento difícil, un periodo complicado en el que, quizás por motivos ajenos a nuestra organización, se encuentre desbordado y bajo de ánimos. Algo normal en nosotros mismos adultos, y que nos puede ocurrir un día cualquiera.

Si un día un Scout te dice que quiere dejar de jugar y divertirse, ¿qué te gustaría oír si estuvieras en su lugar?. La realidad es que, por su madurez, pocos muchachos van acercarse a un adulto con algo así, sin haberlo hablado antes probablemente con sus padres, o amigos más próximos, de que tienen que hacerlo, o incluso, después de haber estado dando vueltas al tema durante un tiempo. Muy probablemente muestran rechazo, miedo, desconfianza, incertidumbre, o preocupación a la hora de tener que hacerlo.

Lo que sí es cierto es que a nadie le gusta perder un scout. Es triste, difícil cuando esto ocurre. Son nuestra razón de ser, y el porqué de que nosotros estemos ahí. Al encontrarse en esta situación nos podemos sentir enojados, defraudados, disgustados, pero hay que tener cuidado de no convertir esa ira de decepción sobre el muchacho. Precisamente en ese momento no necesitan alguien que sea crítico y duro, sino de alguien que trate de hablarle para ayudarle a salir de su decisión. Quieren alguien que sepa entenderle con empatía, que lo note lo suficientemente próximo como para hacerse entender y ser comprendido; donde brille la sinceridad y el respeto.
Si un scout me dice que quiere irse del grupo yo podría responderle… “A veces yo también quisiera dejar el grupo, pero sé que, a pesar de pasar por momentos difíciles como scouter, esto siempre merece la pena. Veo que no te encuentras muy animado, ¿estás pasando un momento difícil con tus compañeros de la unidad?, quizás pueda ayudarte…”

En verdad, la situación con la que nos podemos encontrar no merece ser desdeñada. Sin duda, lo que nos puede parecer pequeño insignificante para nuestra comprensión y madurez, puede resultar muy grande en la mente de un muchacho que aún está creciendo y aprendiendo. Nos podemos encontrar con algo que sea fácil de resolver o, quizás, sus preocupaciones nos estén indicando algo que hemos perdido, algo que es necesario porque ellos no necesitan. Una pieza que se ha salido de ese maravilloso puzzle que es el escultismo. Sea lo que sea aprovechemos esa oportunidad para aprender la forma de recuperarlo con nosotros.

Si, a mi pregunta, el muchacho dice que simplemente no le interesa, no estará de más indagar qué otras cosas está haciendo, ¿qué es lo que le llama mucho más la atención que lo que aquí hacemos como para querer irse?. Por ejemplo, si se apuntado a un grupo musical, a un equipo deportivo,… o cualquier otra actividad. Podríamos responderle reflexionando sobre lo interesante y divertido de esa actividad en la que se ha incorporado, reforzando su dedicación e interés, o descubriendo si no se trata más que de un mero pasatiempo como alternativa a la solución de la situación que pueda estar viviendo con nosotros. Si se trata de lo primero no olvidemos insistir que nuestro grupo siempre seguirá ahí, abierto para que entre y dedicando el tiempo que pueda. Plantear si es posible compaginar ambas actividades es una buena opción. Y si realmente quiere dejar el grupo, porque eso no sea posible, hacerle sentir de corazón que se vaya. Ahora bien, si se trata de una forma de encubrir un problema… acudamos de nuevo a la primera persona, como antes… hay un problema y yo quiero ayudar a resolverlo…

Es muy importante que, si definitivamente deja el grupo, por un motivo u otro, que no sea por que no hemos insistido, y se vaya con un mensaje positivo. No agonicemos por los scouts que perdemos, a sabiendas de que es nuestro más preciado tesoro, agradezcámosle el tiempo que ha pasado con nosotros y reconozcamos el valor que esa persona ha supuesto para la unidad que ha dejado, de cómo sus compañeros scouts han disfrutado y compartido esos momentos de esfuerzo y diversión; y recordando que, tanto aquí, en el grupo, como allí fuera, en la calle, el muchacho continuará aplicando eso que Prometió un día y la Ley por la que vivió, y seguirá viviendo como ciudadano miembro de nuestra hermandad.


Y, a lo mejor, cualquier día vuelve.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Doblar una chaqueta impermeable

Dobla tu impermeable como un saco de dormir para:
- conseguir mas espacio en la mochila
- preservar las propiedades del tejido

Cuando salimos de campamento contamos únicamente con la mochila para cargar nuestras cosas (tomando en cuenta la regla de no llevar nada en las manos) por lo que cuanto más compacto llevemos nuestro equipo será mejor. Como se muestra en la imagen ésta es una forma de doblar el impermeable y así tener mas espacio en la mochila.

Para ello, la manera de doblar la chaqueta es la siguiente:
1) extiendela
2) doblala a la mitad y dobla las mangas
3) enrollala como si fuera tu saco de dormir
4) metela doblada dentro de la capucha.

Listo, ahora tendrás mas espacio en tu mochila y la protejerás como si fuese en una bolsa manteniendo durante más tiempo la calidad y propiedades de la chaqueta.

Es recomendable que hagas esto con todas las chaquetas que tengan capucha y así siempre que lo saques solo tendrás que tirar de un pequeño paquetito y no rebuscar por el fondo del macuto una prenda que no identificas lo que es.

¿Para qué me puede servir la resina?

Al salir de campamento o a realizar cualquier tipo de actividad en la naturaleza, no está demás tener algunos conocimientos en supervivencia, ya que de esta forma podremos afrontar cualquier adversidad que tengamos en la naturaleza. Como podría ser la resina de los árboles las cuales podemos utilizar en cinco distintas situaciones de supervivencia.

1) En primeros auxilios: En la naturaleza generalmente siempre estamos expuestos a sufrir raspones, rasguños o heridas graves. En esta situación la resina de pino nos resultara ideal para utilizarla como “pomada” y detener el sangrado, incluso puede inhibir el crecimiento y la propagación de bacterias. Ojo, recuerda utilizar este método únicamente en caso de supervivencia y una emergencia real, que ponga en riesgo la vida.

2) Impermeabilizar y reparar equipo: Un simple método para conseguir que nuestro equipo sea aprueba de agua consiste en tomar un poco de resina y colocarla sobre este. Un ejemplo podría ser cruzar un rió y es importante proteger las lámparas, con la capa de resina te aseguras que su funcionamiento continúe. En el caso de tener que reparar equipo, como una casa de campaña dañada, agujeros en las botas, etc. Sera necesario tomar un pocillo o cualquier recipiente, ponerlo a calentar hasta que la resina se encuentre liquida y una vez en este punto se deberá colocar sobre la superficie que se desee reparar.

3) Iluminación: Con un poco de resina conseguirás improvisar una excelente “antorcha” para iluminar hasta la noche más oscura. Lo que debes hacer es conseguir un recipiente metálico donde se pueda exponer a altas temperaturas, después colocar resina y un pedazo de tela (esta debe estar previamente en contacto con la resina).

4) Improvisar  pegamento: Para conseguir esto se debe calentar la resina hasta que esta quede líquida. Después tomaremos un pequeño trozo de carbón de la fogata (frio) y lo aplastamos hasta dejar “polvo”, lo juntamos con la resina caliente y lo mezclamos perfectamente. De esta forma obtendremos un potente pegamento que puede ser utilizado en muchas situaciones de supervivencia, como bien podría ser para fabricar anzuelos, pegar suelas de las botas, reparar una chaparra rota, etc.

5) Encender una fogata: Para encender la fogata en un clima húmedo, lo mejor será sustituir en gran parte el uso de yesca por resina. Lo que se debe hacer es buscar las ramas más delgadas y secas, ponerles una ligera capa de resina y dar el chispazo.


Gracias, Revista Azimut